¿Cómo aprende a hablar un niño sordo?

Posteado por en sep 15, 2010 en Featured, Portfolio | 0 comentarios

1. Debe aprender a escuchar (usando un aparato adecuado) a sus padres cuando llegan del trabajo y están listos para jugar con él, a sus hermanos cuando juegan con él, a otros familiares y amigos y especialmente a él mismo.

2. Para estar seguros que el lenguaje se oye claramente, es necesario revisar que sus aparatos estén funcionando adecuadamente.

3. Se deben fomentar las vocalizaciones y su balbuceo imitando sus sonidos y mostrando verdadero agrado, esto provocará una nueva respuesta de su parte, imitando también los sonidos de los familiares.

4. Para que no pierda nada del intercambio de preguntas y respuestas en la vida familiar, debe usar su aparato todo el tiempo, desde el día en que se le adapte.

5. Debe evitarse el estarlo probando, con campanas, golpeando un tambor o gritando su nombre, ya que lo único que se logrará es que ignore esos sonidos.

6. Se le debe ayudar a entender lo que la gente dice. Tiene que aprender su lengua materna (español) lo cual es para el mucho más difícil que, lo que es para alguien con capacidad auditiva normal aprender un idioma extranjero. (Imagínese tratar de aprender el francés sin poder oír claramente lo que la gente dice). Un niño sordo tiene que empezar desde cero, es decir, como empieza un bebe (aunque ya tenga 3 o 4 años). Tiene que aprender que el árbol es un árbol, que una pelota es una pelota y también tiene que aprender a expresarse para que la gente lo entienda. A la edad de 5 o 6 años la mayoría de los niños inician la escuela, con un vocabulario de 5 a 6000 palabras. Muchos niños tienen más palabras. Pueden usar frases y oraciones con buena construcción gramatical, así como entender preguntas sencillas y complejas.
Su articulación (pronunciación) es generalmente buena, aunque no siempre es perfecta.
Nosotros le decimos a un bebé con falta de audición: ¿dónde está tu zapato? Ahí está. No lo toques, está caliente. Enséñame tu nariz. ¿Dónde está papa?

7. En cuanto empieza a entender un poco, lo más seguro es que empiece a imitar las palabras o parte de las mismas, esto se debe fomentar con premios, recompensas y mucho afecto. El amor claramente demostrado es el mejor incentivo para estimular y fomentar el lenguaje.

8. Las primeras 10 palabras son las más difíciles de adquirir. El vocabulario aumenta rápidamente por medio de asociaciones. La enseñanza a través de la audición, de la visión, tacto, gusto, olfato y tomando parte activa (haciendo, construyendo, etc.)
será la forma de desarrollar un vocabulario más amplio y dará un mejor entendimiento de los conceptos involucrados.

9. Al niño se le deberán dar las palabras, frases y oraciones para expresar sus necesidades, deseos, emociones e intereses. Los gestos deben ser reemplazados inmediatamente por la frase apropiada, ejemplo: no quiero, vete, ven, déjame cogerlo. Si el niño jala la falda, uno tiene que decir ¿quieres que mami vaya? Dime…….sigue……ven.
Cuando el niño realmente quiere algo o quiere hacer algo, uno mismo puede forzar el resultado de una forma agradable: “pregúntale a mami”…… “galleta por favor” etc.
Al principio estará uno muy contento si responde con voz de alguna forma. No hay que dudar en darle esas expresiones que usan los niños de su edad. Por ejemplo: ya verás, no molestes, hazte para allá, etc.

10. Uno debe usar la técnica de las preguntas, desde el principio. ¿Qué quieres? ¿Quieres agua? ¿Quién es? Es papa. ¿Qué es? Es una pelota. ¿Es un gato? ¿Dónde está papi? Ahí está. ¿Dónde estás? Arriba.
Una vez que el niño empieza a entender los patrones de las preguntas y respuestas, pronto las usará. Al principio repetirá la pregunta en lugar de contestar porque ha aprendido a imitar otras frases y palabras, se continuará dándole la pregunta y ayudándolo a que responda debidamente y así pronto usará las formas correctas.
Una vez que el mismo pueda hacer las preguntas, se le habrá dado la llave para que investigue el mismo, todo lo de su alrededor. Esto motivará al niño para la adquisición del nuevo lenguaje.